Lucerna, Oscar Santillan


26 Mayo – 7 Julio 2012 / Fundación Teatro Odeón, Bogotá, Colombia

Curadoría: Pily Estrada

Descargar Catálogo Lucerna PDF

Una lucerna es una ventana pequeña y alta que ha sido construida, en ocasiones, luego de que una edificación ha sido terminada. Es un elemento que al ser creado disipa ese espacio de las tinieblas y abre la posibilidad a la luz. La obra de Óscar Santillán, como una lucerna, filtra una luz hasta hacía poco inexistente para develar presencias y situaciones, que surgen de preguntas aparentemente inútiles, que antes no habían sido planteadas.

Esas preguntas, nacidas de los recodos más absurdos y honestos de la curiosidad de Óscar Santillán, son la herramienta principal de su trabajo actual. A partir de ellas crea ‘situaciones visuales’, en las que a través de diversos medios recoge su particular visión de lo sublime, la belleza, lo espeluznante, lo masculino, lo extraño; cubiertas bajo el halo de misterio de lo que decide ‘dejar ver’ de los procesos de su obra.

“Voy a contarles una historia. En algún momento se hizo un estudio en el que un grupo de niños era llevado a un aula. El profesor tenía una caja, la cual muestra para que los alumnos vean que estaba vacía. La cierra y empieza a contarles historias, algunas un poco macabras, sobre lo que había en ella. El maestro les anunció que iba a dejar el aula y que volvería en quince minutos, dejando la caja sobre su escritorio. Hubo ocasiones en que a su regreso encontraba a los niños completamente aterrorizados; habían continuado contando las historias de lo que había dentro de la caja.

Cuando encontré el estudio de los niños y la caja me sentí tremendamente identificado y me llevó a entender que eso es lo que yo estaba haciendo. Estaba haciendo cajas -que es la parte visible de mi obra- y contando qué es lo que hay dentro, con la diferencia fundamental de que me comprometo a que lo que hay dentro de la caja sea cierto y no solamente una historia. Pero aunque esto ocurra en el mundo real, aunque estos eventos no sean inventos dichos sino ejecutados, inevitablemente aparece un componente ficcional porque la caja está cerrada”.

-Óscar Santillán

Prensa:
“Ficticio”, Esfera Publica, por Guillermo Vanegas, Mayo 2012
“Visitar la Biblioteca de Babilonia”, Exclama, por Marcela Riomalo, Mayo 2012

Comments are closed.