Prácticas Suprematistas, Fernando Falconí


16 – 31 Diciembre 2006

“Estás buscando direcciones en libros para cocinar
estás mezclando el dulce con la sal”
-Charly García, Superhéroes
Yendo de la cama al living, 1982

Nuevas disquisiciones sobre el paisaje (o no llorar por la leche derramada)

En la serie Prácticas Suprematistas de Fernando Falconí encontramos un mezcla heterogénea de referencias, la cual incorpora un guiño al “blanco sobre blanco” -emblema del suprematismo, cuyo nombre en este contexto adquiere un doble sentido-, apropiaciones de corte pop y sugerencias alegóricas de la mitología griega para potenciar lecturas sociopolíticas que desbordan el encanto de lo formal.

Falconí apropia las imágenes comerciales de productos básicos –lácteos, sal, azúcar- cuyo color determina la pálida monocromía de las pinturas y que a su vez se emplean como materiales en las instalaciones: como la leche derramada en el deshielo del volcán Chimborazo (titulada Olimpo), o las pequeñas esculturas de parafina “condimentada” que reproducen –hibridando opuestos (la publicidad de la azúcar Valdez y la sal Crisal)- un pequeño cañaveral donde se incluyen unos zafreros infantes, adquiriendo así la obra una dimensión crítica en torno a cuestionables prácticas laborables, tema pertinente en el medio ecuatoriano.

Lo que a primera vista nos resultan imágenes inofensivas y lúdicas se reconfiguran en metáforas de corte mitológico -El Rapto de Europa, Sísifo, Ío (pintada en un clásico tondo) o Dánae (interpretada por la sensual lechera de Nestlé, dándole un giro eróticamente perverso a aquel episodio de la lluvia de oro)- que poetizan e invitan a la reflexión en torno a problemáticas que envuelven al país, derivadas de la globalización, el accionar de las multinacionales y el libre comercio que han transformado el “paisaje” nacional.

-Rodolfo Kronfle Chambers

Comments are closed.